Saltar al contenido

El juego del calamar

El juego del calamar es una serie de gran éxito que puede verse a través de Neflix y te recomendamos que veas en tu Smart TV

Series para ver en tu Smart TV

El juego del calamar. Crítica de la serie Netflix sin spoiler

Una gran serie de Netflix con la que puedes entretenerte muy bien en tu Smart TV es la llamada El juego del calamar.

Lee Jung-jae como Seong Gi-hun, en la serie de Netflix El juego del calamar
Lee Jung-jae interpreta a Seong Gi-hun, el protagonista principal de la serie El juego del calamar

Sin duda, la serie surcoreana El juego del calamar se ha convertido en una serie de éxito de brutal e irrefutable que podemos ver a través de la plataforma Netflix.

Los creadores de la serie «El juego del calamar» se muestran sorprendidos y estupefactos de su enorme éxito, especialmente cuando ni siquiera se ha hecho ninguna gran campaña de marketing para publicitarla y su gran número de visionado se debe practica y exclusivamente al boca a boca.

El juego del calamar, serie que te recomendamos para ver en tu Smart TV

Es una serie de Neflix que te recomendamos. Son de este tipo de éxitos televisivos que prácticamente te dejan pegado al dispositivo, ya sea Smart TV, móvil, o tablet.

Se siente gran deseo y avidez de querer saber que pasa a continuación. No te deja ni un instante de respiro, es decir, te mantiene atento a la pantalla continuamente, segundo a segundo.

Sin duda, es una serie no apta para niños. Y aunque viene catalogada para mayores de 16 años, debería incluso subirse el listón más alto. No debería estar recomendada a menores de edad.

Los acontecimientos altamente crueles que acontecen o se presupone que ocurren durante la serie, deberían estar claramente contraindicados para no ser vistos por personas de alta sensibilidad o menores de edad.

El juego del calamar es una serie en la que un conjunto de 456 personas que llevan una vida muy caótica y se encuentran muy sobreendeudados, llegan a la horrorosa situación de tener que jugar a juegos de vida o muerte, esperando ser los vencedores que se llevarán una inmensa cantidad de dinero.

Muchas veces, los personajes se encuentran en la difícil encrucijada de hacer el bien o dejarse llevar por el mal para tomar ventaja en unos juegos de competencia extrema por la superviviencia.

Se viven situaciones tan horrorosas en las que las personas se muestran tal como son realmente, sin máscaras.

¿A qué se debe el gran éxito de la serie?

El éxito de la serie de Netflix de «El juego del calamar» se debe a que, a pesar de contener una gran exposición de crueldad, sangre y espectáculos horrorosos, es una aventura trepidante y misteriosa de supervivencia mezclada con temas familiares y circunstancias de hoy en día con las que el espectador empatiza fácilmente.

Además, muchos de los personajes son profundamente trabajados, con personalidades muy carísmaticas o entreñables. Muchos espectadores se llegan a encariñar, despertando en muchas situaciones su sensibilidad.

Hay muchas escenas desgarradoras, en las que los protagonistas consiguen avivar, con su intenso dolor y sufrimiento emocional, verdaderos sentimientos de afectividad sobre los espectadores, llegándoles al alma.

¿Qué podemos aprender después de ver la serie de «El juego del calamar»?

Podemos extraer algunos mensajes implícitos o algunas enseñanzas de la serie «El juego del calamar». La necesidad de tratar de llevar una vida equilibrada. Evitar los peligros y especialmente de respetar el dinero, no cayendo en situaciones de sobreendeudamiento que nos lleven a ser esclavos de nuestros acreedores.

Aunque es evidente que todo no depende de nuestras decisiones. El azar y las circunstancias socioculturales y familiares que envuelven a las personas, pueden convertir a cualquiera en carne de cañón para los poderosos con falta de empatía y de escrúpulos, que llegan a disfrutar de los sufrimientos ajenos, como de forma continua vemos en la serie El juego del calamar de Netflix.

En definitiva, «El juego del calamar, es una serie trepidante con la que el espectador se siente enganchado y atento desde el primer segundo, deseoso de saber cómo se resolverán las distintas dificultades en la que van cayendo los diferentes protagonistas.